Riviera Maya: Sexto día, excursión a Tulum, Playa Paraíso, Gran Cenote, Cobá

Hoy tenemos la tercera y última excursión contratada en Riviera Maya, iremos a Tulum, Playa Paraíso, Gran Cenote y Cobá.

Nos vienen a buscar a las 8 así que podemos ir a desayunar tranquilamente al buffet, hemos quedado con los demás en el restaurante y nos reunimos allí. Una vez estamos bien llenos de bacon y huevos revueltos nos vamos todos al lobby del Riviera a esperar el autobús. Llega puntual como siempre. Esta excursión también la hemos contratado con Andrés de la Mora, pero ni el guía ni el conductor son los mismos, a ver qué tal son. Dejamos las bebidas en la neverita y ponemos rumbo a Tulum que queda a menos de 20 minutos del hotel. Mientras vamos de camino, el guía nos va explicando que nos vamos a encontrar allí.

Ubicada en un acantilado que mira al mar Caribe, Tulum es un pueblo mágico y una zona arqueológica única en el mundo, dotada de paisajes de ensueño.

Aunque no fue una urbe muy grande, jugó un papel preponderante en el comercio marítimo y terrestre de la zona entre los siglos XIII y XVI, siendo en el Posclásico tardío cuando se construyeron sus edificios principales. También funcionó como observatorio astronómico y sistema defensivo.

A diferencia de otras ciudades mayas, se cree que ésta tenía autonomía. Otro dato importante es que Tulum estaba habitada cuando llegaron los españoles en 1518, pero pronto quedó abandonada. La selva se encargó de enterrarla en el olvido, y tuvo que esperar varios siglos para ser redescubierta.

https://www.mexicodesconocido.com.mx/tulum.html

Llegamos a Tulum antes de las 9 de la mañana y hace tanto calor que se podría freír un huevo en el suelo. Damos una vuelta por el recinto escuchando las explicaciones del guía, que esta vez me sobran por culpa del calor, si no me estuviera ardiendo la cabeza (a pesar de llevar gorro) igual le hacía más caso. Aún así aguantamos toda la explicación mientras sacamos fotos y buscamos la sombra. Al cabo de media hora o cuarenta y cinco minutos nos da tiempo libre para que saquemos fotos y demás. A las diez y cuarto hay que estar de vuelta en el autobús, así que vamos al lío.

SONY DSCSONY DSCSONY DSCSONY DSCSONY DSCSONY DSC

SONY DSC
Familiar de Roberto Rex
SONY DSC
Otro familiar de Rob

IMG-20160922-WA0072

Finalizada la visita a Tulum y una vez que estamos todos en el bus, nos dirigimos a Playa Paraíso, la típica playa de postal con las palmeras tumbadas, arena blanca y agua azul turquesa. Nada más llegar se pone a llover. Vaya hombre, pues sí que tenemos suerte… Nos vamos al chiringuito que hay allí y nos pedimos unas cervezas mientras esperamos que pare la tormenta, es cuestión de minutos. Nada más termina sale otra vez el sol abrasador así que nos vamos directamente al agua, y una vez fresquitos cogemos la cámara y a sacar fotos.

SONY DSCSONY DSCSONY DSCSONY DSCSONY DSCCAMERA

Un par de baños en este precioso mar más tarde, nos vamos al autobús de vuelta, toca dirigirnos al Gran Cenote. Es el más famoso de la zona y es perfecto para hacer buceo y snorkel, tiene cuevas que puedes explorar alquilando un equipo de buceo (botella) o con el tuyo propio si lo tienes. Es en su mayoría abierto y el agua está congelada no, lo siguiente. Tiene también unas grutas grandes a las que puedes acceder sin botella, es decir, sólo con el snorkel, que son muy chulas y aunque no se ve un pimiento fuera del agua, dentro sí.

CAMERACAMERACAMERA

Terminada la incursión submarina nos vamos a cambiar a los vestuarios y vuelta al bus que ya tenemos hambre. Nos vamos a un restaurante en la carretera camino a Cobá en el que nos ponen comida típica de la zona. Es tipo buffet y hay cochinita pibil (que llevo deseando probar todo el viaje y finalmente me decepciona un poco), pescado, pasta, arroz, tortillas de maíz y lo más importante, la súper salsa picante! Está todo bastante decente aunque no ha sido mi comida favorita del viaje la verdad. Terminamos de comer, nos hacemos una foto con unos sombreros mexicanos y de vuelta al bus, queda la última excursión.

IMG-20160921-WA0035

De camino llueve que da gusto, parece que no va a parar nunca y cuando llegamos a Cobá está todo empapado. Alquilamos unos carritos tipo tuc-tuc, el chico pedalea y nosotros vamos sentados como marqueses (a cambio se llevaron una propina considerable).

Nos dirigimos a la pirámide Nohoch Mul, que con sus 42 metros de altura domina los cientos de kilómetros de selva que tiene a su alrededor. Llegar hasta arriba es duro, sus escalones son empinadísimos e irregulares y tengo un poco de vértigo la verdad, pero una vez arriba, ufff, se me olvida todo y me quedo sin aliento y sin palabras. Es impresionante, precioso, maravilloso. Verde, verde y más verde. Y la humedad que sale de la selva por la lluvia que acaba de caer. Mágico.

SONY DSCSONY DSCSONY DSCSONY DSCSONY DSCIMG-20160921-WA0033SONY DSC

Cuando el viajero llega a la cumbre de la pirámide Nohoch Mul, que domina la selva, desde sus cuarenta y dos metros de altura en Cobá, se desencadena una lluvia pertinaz, inmensa, y se pierden los puntos cardinales. El viajero está contemplando la antigua ciudad maya de Cobá, rodeada de 5 lagos, que en su apogeo llegó a tener 50,000 habitantes.

http://mundomaya.travel/es/arqueologia/top-10/item/coba.html

Bajamos y la bajada es 1000 veces peor que la subida, voy por etapas como el Tour. Una vez abajo nos subimos de nuevo en nuestro tuc-tuc y volvemos al punto de partida pero esta vez haciendo paradas en los demás templos y observatorios de las ruinas.

Llegamos a la zona donde hemos quedado con el resto, pagamos el viaje y la correspondiente propina y al bus de nuevo. Toca volver al hotel pero antes hacemos una parada en un bar de carretera en el que nos dan queso y una especie de carne tipo embutido para probar. Yo que soy muy exquisita y no me tiene muy buena pinta prefiero no probarlo, pero según nos dicen está muy rico.

Ahora sí que sí, nos vamos de vuelta al hotel. Estamos bastante cansados así que toca mini siesta antes de ir a cenar. Hoy vamos a El Dorado, el asador.

Si antes iba ganando el Ribs and More, ahora el ranking lo encabeza El Dorado. Pedimos entrecot y chuletón. Que tierno está, casi se puede cortar con cuchara. Buenísimo. Se nota que somos carnívoros 100%. Finalizada la cena nos vamos al espectáculo del Kantenah y en el lobby han puesto un mercadillo souvenirs. Echamos un vistazo y tras un intenso regateo con un chico que le fue a preguntar “al patrón” como cien veces si nos podía dejar el precio que pedíamos, finalmente nos llevamos una mochila y un poncho por 400 pesos, 20€. Teniendo en cuenta que nos pedía 1000 pesos parece que hemos llegado a un buen trato. Vamos al espectáculo, hoy es de fuego, y nos tomamos unos Riviera Maya. Vamos a la discoteca un rato y nos echamos las risas del día con una guiri de unos 40 años dándolo todo con su novio en mitad de la pista. Espectáculo TOP.

Estamos cansados y nos vamos a dormir que mañana es el último día que pasamos entero aquí y queremos aprovechar al máximo, así que cada mochuelo a su olivo y hasta mañana.

Espero que os haya gustado y si es así podéis darle al botón de me gusta o dejarme un comentario aquí abajo, con vuestras dudas, sugerencias, consejos, críticas o felicitaciones. ¡Y no os olvidéis de seguirme en Instagram!

Y si queréis ahorraros 15€ en vuestra próxima reserva de hotel con Booking.com, podéis conseguirlo si reserváis a través de este enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s